Cosas que hacemos en CIMA 22: LYNGBYA MAJUSCULA

Lyngbya

Desde CIMA (Centro de Investigaciones Medioambientales del Atlántico, S.L.), queremos mostrarte lo que hacemos tanto en nuestras oficinas, como fuera de ellas.


En esta página podrás encontrar una serie de pequeños vídeos llamados "Cosas que hacemos en CIMA", que nos ayudarán a exponer qué hacemos y cómo lo hacemos. Todo ello para acercarte al mundo de la Biología marina y la Oceanografía.


- "Cosas que hacemos en CIMA" #22 Lyngbya majuscula:

Los sebadales realizan una gran variedad de funciones y servicios esenciales para los ecosistemas costeros, entre los que destacan su capacidad para fijar carbono y mitigar los efectos de las emisiones de CO2, su función de protección frente a la erosión costera, mediante la reducción de la hidrodinámica y la acumulación de sedimento, y como guardería de diferentes especies de interés pesquero.

Sin embargo, a pesar de la importancia de las funciones que realizan en los ecosistemas, se encuentran en franca regresión a nivel mundial, con una disminución del 0,9% de su superficie cada año. Esta regresión es debida fundamentalmente a las actividades humanas, entre las que destacan la contaminación del agua, el incremento de la turbidez y la eutrofización, los trabajos costeros y el daño físico directo sobre las praderas, como los fondeos de las embarcaciones.


Actualmente estamos estudiando otro posible factor de regresión de estas praderas marinas: Lyngbya majuscula.

Lyngbya majuscula es una especie potencial formadora de HAB (floraciones de algas nocivas) en los ecosistemas marinos y está aumentando en frecuencia desde principios del s.XXI. Las floraciones de esta cianofícea han causado disminuciones en la biomasa de praderas de fanerógamas marinas, atribuibles a la reducción de luz, aunque el alcance de la disminución es muy variable entre las especies de fanerógamas. Estas reducciones en la luz pueden ser un factor clave que afecta a la distribución de estas plantas. Debido a su alto requerimiento de luz, las praderas de fanerógamas marinas pueden ser sensibles al sombreado de estos blooms de cianobacterias. También se ha demostrado que tiene efectos adversos en humanos, con irritaciones severas de la piel y los ojos, y dificultad de las funciones respiratorias.


En la actual asistencia técnica a la Viceconsejería de Lucha Contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias, estamos estudiando unas praderas específicas de Cymodocea nodosa en las que se observó, a finales de verano de 2019, un crecimiento masivo de Lyngbya majuscula. Estamos analizando qué provoca en Tenerife estos blooms y hasta qué punto (y cómo) afectan a las praderas estudiadas.

Si quieres más información al respecto no dudes en leer este artículo de nuestro blog.


Descargar para compartir por Whatsapp (4.6Mb). Recuerda que, para descargar el vídeo desde el teléfono, debes pulsar el enlace. Si te pregunta, elije abrir el vídeo con el navegador y, una vez abierto, mantén el dedo en el mismo hasta que te salga un cartel de este estilo: "Guardar vídeo". ¡A partir de aquí ya solo te queda compartir, compartir y compartir! Aunque otra opción que tienes es compartir directamente el vídeo de Youtube.






Acción cofinanciada por  la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento y el Fondo Social Europeo (FSE)