El cazonal

Ya conoces nuestro blog por los artículos sobre el proyecto “Nasa sostenible”, pero queremos ir contándote más cosas sobre la mar, lo que nos ofrece, cómo cuidarla y sobre otros proyectos relacionados con la oceanografía.

Pensamos que es importante conocer otros artes de pesca y, en el artículo de hoy, te queremos contar sobre el cazonal.


Según el Diccionario de la lengua española de la RAE, “Cazonal” se puede definir de tres maneras diferentes:

    1. m. Conjunto de arreos y aparejos que sirven para la pesca de los cazones, como las redes, las cuerdas, los anzuelos, los barcos, etc.

    2. m. Red de grandes mallas que se cala al fondo del agua para pescar cazones y otros peces grandes.

    3. m. coloq. Negocio o empeño muy arduo y sin salida. (Meterse en un cazonal).



Preparando el cazonal

Imagen de Fishtagram:
Preparando el cazonal

Pero, que no nos lleve a equívocos, aunque se llame cazonal, este arte de pesca, en Canarias, se utiliza para la captura de especies de peces de fondo muy diversas, fundamentalmente de viejas, salmonetes y chopas.

Este sistema de pesca está formado por paños de red de nylon, que penden de una ristra (relinga*) de flotadores quedando estirados gracias a los plomos que penden del extremo opuesto, tal como se aprecia en la figura más abajo.



En la serie de artículos sobre el proyecto “Nasa sostenible” ya hemos visto que las nasas son artes de trampa, en este caso, el cazonal es un arte de enmalle.


¿Y esto qué significa?


Vamos de lo general a lo específico:

Las artes de enmalle tienen como objeto el que los peces queden enmallados o enredados en los paños de red, capturando parte de los peces que tratan de atravesarla.

La red de enmalle apresa los peces, generalmente por las agallas (branquias), de la siguiente manera: el hilo de los paños es muy delgado y los peces no lo ven, cuando un pez se acerca a ellas, mete la cabeza en una de las mallas. Si el pez es demasiado pequeño con respecto a la malla, la atravesará y escapará. Si es demasiado grande, puede romper la red o dar la vuelta y escapar, pero si es del tamaño adecuado, mete la cabeza en la malla, no la puede atravesar y tampoco puede escapar y, al intentar salir, se enreda.


Imagen de La pesca con redes de enmalle caladas en el fondo. Colección FAO: Capacitación


Dependiendo de la zona, las redes de enmalle pueden calarse en el fondo, quedar suspendidas entre el fondo y la superficie o flotar en la superficie; de igual forma, pueden fondearse en un lugar con anclas o dejar que deriven con la corriente (estas últimas no son utilizadas por los pescadores artesanales canarios).



Imagen de La pesca con redes de enmalle caladas en el fondo. Colección FAO: Capacitación


El cazonal está clasificado como un arte de pesca pasivo de red, en principio y generalmente, se tiene como poco selectivo tanto en tallas como en especies, por lo que solo está permitido su uso en determinadas zonas costeras y/o épocas del año en el archipiélago canario (te animamos a leer nuestro nuevo artículo sobre la investigación del cazonal que llevamos a cabo en la isla de Gran canaria, porque hay resultados muy interesantes.


En Canarias el uso del cazonal viene regulado, en aguas exteriores, por la Orden AAA/2536/2015, que seguro que te suena de los artículos anteriores sobre las nasas. En aguas interiores está regulado por el Decreto 182/2004. Ambas normativas las veremos por encima en siguientes artículos, pero te dejamos los enlaces por si quieres ir echándoles un ojo.


Recuerda que nos encontrarás en Facebook e Instagram, y que puedes proponernos temas para el blog también por correo electrónico (This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.)


Algunas referencias:

- La pesca con redes de enmalle caladas en el fondo. Colección FAO: Capacitación.

- El Maestro pescador. Las artes de pesca.

- Pesca en Red. Cómo pescamos. Cabildo de Gran Canaria.



*Relinga:

1. f. Mar. Cada una de las cuerdas o sogas en que van colocados los plomos y corchos con que se calan y sostienen las redes en el agua.

2. f. Mar. Cabo con que se refuerzan las orillas de las velas.