Proyecto nasa sostenible: La importancia de la pesca artesanal

Mientras seguimos recopilando datos sobre el uso de las nasas para poder ofrecerte más información de primera mano sobre el tema, quería hacer un pequeño alto en el camino y no perder de vista el tema principal que nos ocupa y que, en cierto modo, está detrás de este estudio: la importancia de la pesca artesanal.


En Gran Canaria, la pesca artesanal es una actividad ejercida por entre 400 y 600 profesionales (depende de la temporada) y proporciona empleo directo a unas 1.700 personas en todas las islas. Se estima que cada empleo en la mar genera tres empleos en tierra, por lo que actualmente en Canarias unas 6.800 personas y sus correspondientes familias viven del mar.


Históricamente, la pesca artesanal fue y es el motor para la economía de muchas pequeñas poblaciones costeras, contribuyendo con ello a la fijación de población y a la generación de una cultura local que favorecen el turismo y la dinamización del litoral. Además la pesca artesanal cuenta con un acervo cultural asociado a su actividad que es parte de nuestro patrimonio intangible, sin dejar de lado su principal objetivo, abastecer a los mercados de pescado y marisco de gran calidad: ‘pescado del día‘ y comercializado en menos de 24 horas desde su captura.


Conocer qué es la pesca artesanal es un paso importante para poder adquirir pescado y marisco de extraordinaria calidad y frescura, y sobre todo sostenible. No es nada fácil encontrar una definición clara para caracterizar la ‘Pesca Artesanal’, ya que depende mucho de la región en la que preguntemos. Habitualmente se define como “la pesca ejercida por embarcaciones de menos de 12 metros, con pescado del día y de proximidad a la costa (dentro de las 10 millas)”.


Sin embargo, esta miope definición no hace justicia al concepto de pesca artesanal que se desarrolla en las Islas Canarias, pues deja de lado la forma de pescar centrándose exclusivamente en las características de la embarcación.


Aunque algunos barcos sobrepasan los 12m de eslora, la presión pesquera artesanal es muy limitada y se realiza con artes de pesca tradicionales cuyo éxito depende mayormente de los conocimientos sobre el hábitat y especies que han sido transmitidos de generación en generación. Además, no se utilizan artes de arrastre, evitando el deterioro del lecho marino.


prueba

Marta, una de las embarcaciones de la
C.P. Arguineguín que colabora en el estudio

























Otra de las características de la pesca artesanal canaria es que, exceptuando algunos pequeños atuneros de caña, se realiza en una misma jornada ya que no se alejan de la costa más de unas 12 millas, lo que permite traer la captura en perfecto estado de frescura.


Todo ello hace que las capturas sean bastante limitadas en comparación con el elevado número de marineros que se emplea en ello, lo que implica que las ganancias sean raramente elevadas, de forma que las personas que se dedican a esta actividad, generalmente, lo hace por tradición y vocación familiar.


Más allá de los metros de eslora de las embarcaciones, la actividad en Canarias tiene unas características ambientales, sociales y económicas específicas que, unidas a la estrechez de la plataforma insular, el carácter oligotrófico (bajo contenido en nutrientes) de sus aguas y el predominio de fondos marinos abruptos, limitan a que la explotación de los recursos marinos sea llevada a cabo exclusivamente mediante técnicas de pesca artesanal (Galván, 1982).


Para muchas organizaciones, incluida la UE, la Pesca Artesanal debe ser una actividad vinculada al respeto por el medio marino, enraizada en una gestión familiar, con actividad local y no directamente vinculada al tamaño de la embarcación, aunque finalmente, la UE ha propuesto como definición de “pesca costera artesanal”, la practicada por buques pesqueros de eslora inferior a 12 metros que no utilicen artes de pesca de los denominados de arrastre.


Por lo que respecta a los objetivos de las políticas pesqueras, podemos clasificar las operaciones de pesca artesanal como aquellas que tienen escaso impacto medioambiental y que emiten poca cantidad de CO2 a la atmósfera, con impacto socioeconómico importante, con altos costes de oportunidad si se pierde, importantes tradiciones culturales y alto nivel de capacidades y conocimientos que no deben perderse.


En cuanto a la perspectiva de la gestión pesquera, podemos identificar como pesca artesanal las modalidades pesqueras que se prestan fácilmente a sistemas de cogestión basada en las comunidades.


Por otra parte, también puede contemplarse la pesca artesanal en función de su grado de industrialización o mecanización, que determina su clasificación en artesanal, semiindustrial o industrial.


En cualquier caso, la pesca artesanal es de gran importancia en las poblaciones costeras de Canarias (y del resto del mundo), ya que supone en muchos casos el principal motor de la economía de dichas poblaciones y, además:


• Contribuye a fijar población en las comunidades pesqueras rurales.

• Aporta una importante contribución al tejido socioeconómico de la zona costera.

Dinamiza las zonas costeras, favoreciendo actividades económicas como el turismo.

• Contribuye a la creación de cultura.

• Es una actividad respetuosa con el medio, que ejerce un impacto mucho menor que otras actividades pesqueras sobre los ecosistemas.

• Al tratarse de pesca cercana a la costa el consumo de carburante es pequeño y, en consecuencia, emite poca cantidad de CO2 a la atmósfera (huella de carbono).

• Su selectividad es muchísimo mayor que la de otras actividades pesqueras.

• Aporta pescado y marisco de gran calidad y frescura.



Tan importante es para todos nosotros que, a nivel europeo, España es uno de los países que más la está estudiando y más publicaciones científicas tiene al respecto:


prueba



Y no solo es importante para Canarias, España o Europa, la pesca artesanal es esencial a nivel mundial. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura): La pesca artesanal representa más del 90 por ciento de la pesca de captura del mundo y de los trabajadores del sector pesquero –cerca de la mitad de los cuales son mujeres- y suministra alrededor del 50 por ciento de las capturas mundiales de peces. Supone una valiosa fuente de proteína animal para miles de millones de personas en todo el mundo y, a menudo sustenta las economías locales en las comunidades costeras y las que viven en las riberas de lagos y ríos.





Más información y referencias:


- Pesca en red.

- Notas para el Taller de Copenhague sobre las Directrices de la FAO para la pesca artesanal. Light of the City, Christiana, Copenhague, 22 de marzo de 2012. (Brian O’Riordan, Secretario de la Oficina del CIAPA en Bélgica).

- Reconocimiento para el papel vital de la pesca artesanal (FAO).

- Too big to ignore.



Si te interesa el tema en general, la pesca con nasas, etc. podrás enterarte de cómo avanza el proyecto en este mismo blog y a través de nuestra página de Facebook.