Proyecto nasa sostenible

Las nasas han sido y son utilizadas de forma sistemática para capturar peces y cangrejos en la mayor parte de las regiones del planeta. Son efectivas para la captura de recursos pesqueros y, un buen uso profesional hace que sean más selectivas, evitando encontrar en ellas gran variedad de peces de diferentes tamaños.

En Canarias constituyen el arte de pesca más extendido entre los pescadores profesionales artesanales. Pero, a nivel mundial, el incremento de la presión pesquera durante las últimas décadas ha provocado una situación de sobrepesca que amenaza, entre otras, la continuidad de esta actividad del sector primario en las islas Canarias.

La pesca con nasas para peces en Gran Canaria constituye una actividad económica de gran complejidad y de notables connotaciones sociales. Esta nasa es el arte de pesca más utilizado por los pescadores profesionales de Gran Canaria debido, entre otros motivos, a su fácil maniobrabilidad y resistencia a temporales; además, ciertas especies como el salmonete (Mullus surmuletus), gallito (Stephanolepis hispidus) y pulpo (Octopus vulgaris) son difíciles de capturar con otras artes de pesca.

Actualmente carecemos de información fiable y basada en datos cuantitativos que avale el uso de las nasas en el litoral costero del archipiélago canario como método sostenible que permita preservar los stocks de los recursos pesqueros. Es necesario un estudio de carácter multidisciplinar e integrado para evaluar los aspectos ecológicos, tecnológicos, económicos y sociales de la pesca de nasas en Canarias, así como de la implementación de la nueva normativa por parte de los pescadores profesionales canarios.

Esta nueva normativa (Orden AAA/2536/2015, de 30 de noviembre) regula las artes y modalidades de pesca marítima y establece un plan de gestión para los buques de los censos del Caladero Nacional Canario, en el que se especifican las características técnicas de las artes de trampa. Además, limita significativamente el número de nasas autorizadas por embarcación a un total de 30, aunque transitoriamente (hasta el 1 de enero de 2019) se permitirá un número máximo de nasas en la isla de Gran Canaria (75 unidades) y Lanzarote (40 unidades).

Con los datos obtenidos en el presente estudio ("Proyecto nasa sostenible"), contratado por la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, se pretende dar respuesta a estas incógnitas a partir de análisis estadísticos que permitan establecer la existencia o no de tendencias significativas en los aspectos analizados, como la afección ambiental de las nasas o su rendimiento económico, entre otros factores. De forma complementaria también se realizará un estudio socio-económico en el que se valorará la viabilidad económica de esta pesquería en los núcleos pesqueros analizados (Castillo del Romeral, Arguineguín y Mogán).

Si te interesa el tema en general, la pesca con nasas, etc. podrás enterarte de cómo avanza el proyecto en este mismo blog y a través de nuestra página de Facebook.